Sinergia emocional.

Principios de salud mental, terapia on-line, desarrollo personal y psicología postitiva.

Las habilidades sociales.

 

Las habilidades sociales son muy importantes para nuestro bienestar. Son las columnas para que exista una comunicación efectiva y satisfactoria, los utensilios básicos para construir y mantener buenas relaciones con las demás personas. Una carencia o mal uso de éstas habilidades suele llevar a la pérdida de relaciones importantes para nosotros, a que estas se mantengan de manera conflicitiva o a no poder establecer nuevas conexiones con los demás.

 

Las habilidades sociales más importantes son fáciles de mencionar, la mayoría de las personas ya las poseemos o, en caso contrario, no son difíciles de adquirir. Por su importancia en el bienestar y en el desarrollo personal las nombraremos a continuación.

 

1. Interés por los demás. Significa que nos interesan de verdad las otras personas, lo que tengan que decir, lo que sienten, lo que les importa, lo que les preocupa. Ésta es la habilidad más básica, sin este interés genuino no hay lugar para una buena comunicación.

 "Puedes hacer más amigos en 2 meses interesándote realmente por ellos, que en 2 años intentando que ellos se interesen por ti . " Dale Carnegie.

2 Escuchar.  Otra habilidad básica, aparentemente sencilla, frecuentemente olvidada. Escuchar es la mejor manera de demostrar interés. Implica prestar atención a lo que la otra persona quiera comunicar, ésto es lo que lo diferencia de oír: cuando escuchamos prestamos atención. Durante  la escucha lo que la otra persona está comunicando es más importante que lo tengamos que decir nosotros. Está basada en el interés, cuando algo nos interesa le prestaremos atención y la otra persona notará este interés y atención.

 

3. Tener una actitud positiva. Es la habilidad social más importante. Si tenemos interés por los demás y les prestamos atención, nuestra actitud está bien encaminada, pero va mucho más allá. Puede ser positiva (cordial, respetuosa, alegre...), neutra (no comunicar emociones) o negativa (agresiva, crítica, pesimista...). La actitud es nuestro estado emocional en un contexto, lo que sentimos respecto a algo, la actitud siempre la estamos comunicando (sobretodo inconscientemente) y es lo que hace que una persona se sienta más o menos agusto interactuando con nosotros. Ya que las emociones son contagiosas, nuestra actitud o estado emocional dicta el tipo de energía que aportamos a la interacción. una persona que tenga una actitud positiva será, en la gran mayoría de los casos más respetada, valorada y apreciada. La actitud depende de nuestras creencias, para tener una actitud positiva es necesario tener creencias positivas, optimistas.

Los grandes comunicadores, la gente "popular" y con carisma. Se relacionan con los demás de forma que les hacen sentir mejor de lo que estaban, más allá del contenido de su mensaje.

"Estoy convencida de que la actitud es la clave para el éxito o el fracaso  en casi todos los aspectos de la vida. Tu actitud -tu perspectiva, tu opinión, cómo te sientes contigo mismo y respecto a los demás- determina tus prioridades, tus acciones y tus valores. Tu actitud determina cómo interactúas con otras personas y cómo interactúas contigo mismo.” Carolyn Warner

“ Tal vez olviden lo que dijiste, pero nunca olvidarán cómo les hiciste sentir.” Carl W. Buechner

 

4. El sentido del humor. Así como el ser capaz de hablar de temas banales o poco importantes, relfejan una actitud positiva y relajada y hacen que la otra persona se sienta de igual modo. El sentido del humor implica interepretar las cosas de forma distorsionada hacia algo divertido. El buen sentido del humor debe estar basado en la empatía para no resultar hiriente: entendiendo cómo se siente la otra persona, hacemos un comentario que rompre la lógica de forma agradable y que hace que la comunicación sea más relajada y espontánea.

5. La empatía. Significa saber ponernos en lugar del otro y simpatizar con sus emociones o pensamientos. Significa proximidad emocional, mostrando comprensión y respeto. Sin juicios de valor, sin condescendencia, conectar emocionalmente con lo que la otra persona comunica, dando a entender que comprendemos y aceptamos sus sentimientos.

6. Ser interesante. Es compartir cosas que nos apasionan o que sabemos que apasionan a las personas con las que nos comunicamos. Es importante saber cuándo y cuánto hablar de nosotros mismos.Habitualmente uno puede saber si lo que dice es de interés para la otra persona según la actitud que muestre a nuestro mensaje. Hay que recordar que ser interesante no es crear un monólogo ( que puede aburrir a la otra persona), es crear un espacio de interés común.

 7. Ser genuíno. Significa ser honesto, ser asertivo (expresar lo que uno siente o piensa realmente sin dañar o molestar a la otra persona), no mentir, no querer aparentar cosas que no somos o no creemos. Esta habilidad es muy potente ya que la gente la intuye, una persona poco auténtica o genuina tarde o temprano generará desconfianza y rechazo. Cuando somos genuinos estamos comunicando que nos aceptamos como somos y este aspecto genera respeto y nos hace creíbles, logrando que la gente le dé importancia a lo que comunicamos.

 

8.  Confíar en uno mismo. Básicamente estar relajado.Esta habilidad es difícil si nuestra autoestima no es buena, si nos importa mucho lo que otras personas puedan pensar de nosotros. Confiar en uno mismo significa aceptarnos como somos y valorarnos positivamente. Cuando confiamos en nosotros mismos nos mostramos como somos, sin máscaras, de forma relajada y fluída. Ésta es una de las habilidades más atractivas y magnéticas para los demás. Para ser un buen amigo para los demás hay que ser, primero, un gran amigo con uno mismo.

 

9. Buen lenguaje no verbal. Actualmente se considera que sólo un 7% de lo que comunicamos en una interacción, lo comunicamos por vía verbal. Esto significa que el 93% restante de cómo nos comunicamos depende de nuestra comunicación no verbal, esto es principalemte: el lenguaje corporal y el tono de voz. Más adelante se comentará acerca del lenguaje corporal, de momento lo que hay que recordar es que el lenguaje corporal es el mensajero de nuestra actitud y emociones verdaderas. Si nuestra actitud es positiva y hay honestidad entre lo que expresamos y cómo nos sentimos relamente, entonces el lenguaje no verbal será bueno.

10. Saber manejar las críticas. Casi siempre incómodas e inevitables, la mejor receta rápida para manejar las críticas es escucharlas sin darles excesiva importancia. Las críticas suelen contener una pequeña porción de información acertada y útil, pero en mayor medida son un reflejo de las frustraciones del que critica consigo mismo o su vida, un reflejo de su estado emocional. Por lo tanto no es aconsejable tomárselas como una ofensa personal. Confianza en uno mismo, asertividad respetuosa y una pequeña reflexión sobre qué pueden tener de cierto, es todo lo que tenemos que hacer al recibirlas.

11. Autocontrol . Controlar nuestras emociones, no dejarse llevar por ellas, mantener la concentración en lo importante. Es un músculo que se desarrolla con la práctica.

12 . Cuidar nuestras relaciones actuales. Mantener contacto con las relaciones importantes para nosotros. Una persona socialmente habilidosa no sólo consigue establecer nuevos vínculos positivos con otras personas, sino que mantiene los que ya ha establecido. Es de suma importancia, ya que nuestra felicidad y confianza personal, están muy influenciadas por la calidad de nuestras relaciones afectivas actuales.

 

Steve Pavlina, autor norteamericano de desarrollo personal, habla de la práctica como la mejor forma de desarrollar, mantener y mejorar estas habilidades.

" Con la práctica desarrollarás más comodidad en situaciones sociales variadas, y cuando estás cómodo, serás tú mismo de manera natural. Y ésa es la base de la comunicación interpersonal efectiva- tan sólo sé tú mismo y siéntete perfectamente tranquilo con quién eres y lo que traes a una conversación. Cuando te sientes totalmente confortable con quien eres, tu ego se disuelve.Ya no piensas en ti mismo, qué especto tienes, cómo suena lo que has dicho, etc..." Steve Pavlina.